Curta e Siga


Alzheimer




La enfermedad de Alzheimer, un trastorno cerebral degenerativo y progresivo, es la causa más frecuente de demencia, tanto en el periodo presenil (entendido por convención hasta los 65 años) como en el senil.

Fue descrita por primera vez en el año 1906 por el psiquiatra y neuropatólogo germano Alois Alzheimer (1864-1915) en una mujer de 51 años, cuyos primeros síntomas fueron unos fuertes sentimientos de celos hacia su marido, desorientación, dificultades para leer y escribir y una progresiva pérdida de memoria.

Cuando falleció esta paciente, Alzheimer pudo estudiar su cerebro y describir la atrofia cerebral, las placas formadas por una sustancia peculiar y los manojos retorcidos de fibrillas nerviosas localizados en el interior de las neuronas. En el año 1910, el psiquiatra Emil
Kraepelin, profesor de Psiquiatría en Heidelberg, aplicó, en su famoso texto de Psiquiatría, el nombre de enfermedad de Alzheimer a una forma especial dedemencia pre-senil que se iniciaba en edades más jóvenes.

Prevalencia

La enfermedad de Alzheimer es el motivo más frecuente de demencia en los países occidentales y una de las causas más importantes de dependencia psicofísica y de mortalidad en el grupo de pacientes de edad avanzada.

Hasta un 10% de personas mayores de setenta años padecen de perdida de memoria significativa, y en un 50% esta deficiencia se relaciona con una EA. A partir de los ochenta y cinco años la incidencia de esta enfermedad alcanza el 40%.

Se espera que la prevalencia de la EA en la población geriátrica aumente sustancialmente en este siglo, sobre todo en los países industrializados. La proyección estadística en el año 2050 indica que el número de personas afectadas por este desorden podría triplicarse.

Se estima que el coste anual para el cuidado de un enfermo evolucionado de Alzheimer puede alcanzar los cuarenta mil euros. Junto a este elevado importe económico, la EA conlleva unas costosas necesidades estructurales, diversos grados de desajuste profesional y familiar.

Asimismo supone una profunda sobrecarga emocional en los cuidadores del paciente y en las personas más allegadas al mismo. La enfermedad es, pues, y lo será más aún en un futuro no muy lejano, un problema sanitario de primera magnitud.

La EA es una entidad clinicopatológica que se expresa inicialmente como una sutil y creciente pérdida de memoria de fijación a la que se añade una demencia lentamente progresiva que evoluciona en varios años a una incapacidad total.

Dicas para Profissionais:
  • + de 70 ebooks de Fisioterapia na Neurologia
  • Curso de Agulhamento a Seco (Dry Needling)
  • Curso - Aprenda Auriculoterapia
  • Curso - Aprenda Ventosaterapia

  • Nos Siga nas Redes Sociais: Twitter, Facebook, Instagram, Youtube . Adicione no grupo do Whatsapp

    Deixe seu comentário e nos marque(@Sua Saúde) pra gente ver:

    Nenhum comentário